La boda de Blanki. I, La pedida

Primer capítulo de La Boda de Blanki. Regularmente publicaremos los avances y sus tribulaciones de en la preparación de su boda.

¿Quien pide qué?

Antes de comenzar con la preparación de una novia para el gran día, vamos a contar como surgió todo.

A día de hoy ya no hay porque esperar a que el novio sea quien lo pida (aunque fue el caso), hay muchas mujeres que quieren casarse y son ellas las que dan el paso. De hecho, hay una tradición irlandesa en que el 29 de Febrero de los años bisiestos son muchas mujeres las que hacen la pedida. Desde luego no tiene por qué ser ese día, pero es una buena excusa saber que hay una tradición jejeje.

Para aquellas que se atreven, he encontrado unos puntos que se han de tener claro antes de lanzarse a la ligera.

Si te entusiasmaste y quieres pedirle matrimonio a tu pareja, la Directora de la Escuela de Psicología de la Universidad del Pacífico, Carmen Gutiérrez, entrega interesantes recomendaciones:

– Estar clara y decidida sobre si quieres ser tú la que pida matrimonio. Es importante que revises cuáles son las principales razones por las que quieres hacerlo. Es distinto pedirlo porque estás enamorada, a proponerlo por pensar que él no lo hará nunca.

– Estar decidida que ésa es la persona con la que te quieres casar. Contraer matrimonio significa que la relación está en un gran nivel de madurez y que pueden desarrollar un plan de pareja juntos. Y además, que esa persona tiene características que te hacen desear casarte con él.

– Ser consciente de que puedes ser rechazada. De la propuesta de matrimonio surgen varias preguntas sobre la pareja, que muchas veces llevan a replantearse la relación. Si preguntas debes estar consciente de que pueden rechazarte o pedir un tiempo para pensarlo.

Día especial, en muchos aspectos

Y ya seguimos, íbamos de viaje en familia (es decir nosotros y nuestro pequeño) a Múnich y yo tenía clarísimo que quería visitar el castillo de Neuschwanstein, más conocido como el Rey Loco, así que alquilamos un coche y nos fuimos a visitarlo, he de decir que fuimos un 24 de Noviembre, un día antes de mi cumpleaños, ya que el tiempo para el día 25 era con nieve y al ir con el peque, preferimos evitarlo. Eso si en ese tiempo las vistas eran impresionantes, todo nevado y en lo alto el castillo, me encanté, cualquiera que tenga ocasión de ir lo recomiendo.

Una vez dentro, en la visita guiada que hacen, ya cuando casi salíamos, me dio al niño, ya que lo tuvimos que llevar en brazos (no nos dejaron entrar el carro ya que hay muchas escaleras estrechas) y me hizo la propuesta con su correspondiente anillo, desde luego la respuesta fue que sí, y ya nos pusimos a pensar en las fechas (detalles que os daré en las próximas entregas, que la cosa tiene “miga”:P.

Dejo unas fotos de lo que es el castillo y una foto del anillo, espero que os guste tanto como a mi.

Pedida de mano-viaje-castillo-neuschwanstein

Entrada siguiente: Elección del día B

 

1Comment

Post A Comment

Este sitio web utiliza cookies para que usted tenga la mejor experiencia de usuario. Si continúa navegando está dando su consentimiento para la aceptación de las mencionadas cookies y la aceptación de nuestra política de cookies

ACEPTAR
Aviso de cookies